Estás en: Consejos > Para el montañero.

    USO DEL MAPA Y LA BRÚJULA


Opiniones ( 16 )

            Vota
Resultado 1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos

EL MAPA
El mapa, es la herramienta básica e imprescindible en la orientación. Un mapa, es la representación simbólica de los accidentes geográficos del terreno, a un tamaño reducido, pues en una simple hoja de papel en la que se encuentran representadas las formas del paisaje que tenemos a la vista.

Mapas y brújula

La lectura básica de los mapas es muy simple y, con unos conocimientos mínimos, es posible descifrar toda la información del mapa para orientarse en el medio ambiente. 

Los aspectos geográficos de un mapa responden a un conocimiento cercano y directo del medio ambiente, y seguramente los hemos aplicado en más de una ocasión durante nuestras excursiones por la montaña. Durante las excursiones y actividades al aire libre es preciso, y casi imprescindible, ir leyendo e interpretando la información simbólica ofrecida por los mapas, con relación al espacio que nos rodea, para conocer en todo momento nuestra situación y dominar plenamente nuestros pasos.

Términos como latitud, longitud y grados, suelen resultar difíciles de comprender para un gran número de aficionados a las actividades al aire libre. En cambio, las nociones básicas para dominar las coordenadas geográficas son muy sencillas y se adquieren, facilmente, con un poco de atención y algunas lecciones prácticas.

Cuando hablamos de latitud y longitud, las dos principales coordenadas geográficas, nos referimos a la forma precisa de dar una posición en cualquier punto de la superficie terrestre. Las coordenadas geográficas (latitud y longitud) toman como referencia dos grandes líneas imaginarias que recorren la superficie del globo terrestre: la línea del Ecuador, que a su vez es el paralelo más importante; y el meridiano de 0 grados, también conocido como meridiano de Greenwich. 

Los mapas topográficos, editados en cualquier escala, llevan impreso un sistema de coordenadas que sirven para situar cualquier punto del planeta en la tierra o en el mar.

Latitud, es el ángulo que la vertical de un punto de la superficie terrestre forma con el centro del plano del Ecuador, situado a su vez en el centro de la esfera terrestre. La latitud se cuenta, a partir del Ecuador, sobre el meridiano que pasa por ese punto, variando de 0º a 90º. Los puntos que están en el hemisferio norte tienen latitud norte o positiva, y los puntos que se sitúan en el hemisferio sur tienen latitud sur o negativa.


Mapas y brújula

El dato necesario para situar la posición correcta es la longitud, y se averigua  utilizando las fracciones de medida de los meridianos.

Los meridianos, son líneas imaginarias que van de un polo a otro de la esfera terrestre, de norte a sur, y viceversa.

El nombre de meridiano es debido a que las líneas unen todos los puntos, donde simultáneamente es mediodía.

La conjunción de meridianos y paralelos, forman un eje cartesiano que sirve para determinar un punto concreto en la superficie de la tierra.

A diferencia de las líneas de latitud (paralelos), la distancia entre los meridianos (longitud) no es siempre la misma.

Es lógico pensar que, por las extensas dimensiones de una zona cartografiada, no es posible representar, en una porción de papel sus relieves a tamaño real. La relación entre el mapa y el terreno que representa, o lo que es lo mismo, la proporción entre el mapa y el paisaje que tenemos delante es la escala.

Las proporciones de las escalas básicas que se utilizan de forma general, en todo el mundo, oscilan entre las grandes escalas, 1:25.000 y 1:50.000 (en el sentido de la proporción), de los mapas comercializados para orientarse en el medio ambiente de la montaña.

Escala 1: 25.000. Cuatro centímetros en el mapa equivalen a un kilómetro en el terreno, equidistancia de las curvas de nivel 10 metros.

El sistema más universal, y en cierto modo absoluto, de tomar referencias de orientación en un mapa, es el sistema de coordenadas geográficas (latitud y longitud), aunque en la práctica es un sistema muy poco práctico en el uso de los planos y mapas en la montaña, pues no se presta fácilmente al cálculo de direcciones y distancias. En este caso, se utiliza un sistema de referencia rectangular más claro y definido sobre el papel del mapa, tomando los relieves geográficos como un plano, de manera que su interpretación resulte mucho más comprensible para todos.

Este sistema de referencia rectangular se conoce como Proyección UTM. Los mapas que incluyen la cuadricula kilométrica UTM, nos facilitan las lecturas de las coordenadas. En principio, las coordenadas UTM pueden resultar confusas pero interesa familiarizarse con ellas, ya que nos ofrecen mayor precisión y comodidad.

Mapas y brújula

Para poder medir en un plano topográfico la distancia entre dos puntos es imprescindible comprender y saber utilizar la escala del mapa.

Distancia reducida: es la distancia tomada directamente entre dos puntos del mapa, en línea recta.

Distancia geométrica: es la distancia en línea recta entre dos puntos del mapa, teniendo en cuenta el desnivel entre ambos.

Distancia real: para averiguar la distancia real, hay que tener en cuenta las irregularidades del terreno y las formas del suelo, repleto de pequeñas subidas y bajadas. La distancia real es la distancia entre dos puntos, medida directamente sobre los relieves del terreno.

Orientación en la montaña: utilizar los símbolos y la iconografía de un mapa para orientarse en la montaña, es la forma más natural de utilizar toda la información impresa en el papel. De hecho, el mapa es el elemento del equipo de orientación que realmente indica nuestra posición en el terreno y muestra la dirección correcta hacia el lugar a donde nos dirigimos.

Para comenzar a orientarse con ayuda de un mapa topográfico, el primer paso es averiguar el lugar exacto donde nos encontramos y definir el punto en nuestro mapa. El siguiente paso es orientar el mapa con el terreno, haciendo coincidir los elementos gráficos del mapa con sus correspondientes elementos del paisaje, teniendo en cuenta que la parte superior de los mapas topográficos siempre indica el norte geográfico.

Con suficientes conocimientos técnicos y experiencia para orientar un mapa sobre el terreno, la brújula pasa a un segundo plano, pues el mapa, por si solo, permite averiguar la dirección y los rumbos necesarios que debemos seguir para llegar a nuestros objetivos.

LA BRÚJULA
Todo el mundo está de acuerdo en considerar la brújula el instrumento de orientación por excelencia. Su uso es tremendamente sencillo y sirve para orientar correctamente el mapa, seguir una dirección determinada y medir ángulos sobre el terreno.

El tipo más sencillo de brújula esta constituido por una aguja imantada colocada sobre un soporte vertical, que al mismo tiempo sirve de apoyo y permite a la aguja girar libremente. Todo el conjunto está ubicado dentro de una pequeña caja con la parte superior de cristal para permitir la visión del interior. La aguja imantada, presenta alguna característica de construcción, para distinguir el extremo que señala al norte magnético; por norma general el lado imantado es de color rojo, naranja o de otro tono destacado.

Las brújulas actuales han incorporado liquido en la capsula o limbo donde se encuentra ubicada la aguja imantada, perfeccionado el sistema para servir de freno a la aguja y conseguir un movimiento más estable y preciso de la misma.

Todas las brújulas del mercado no son iguales ni sirven para lo mismo, y en función de la actividad que se va  a realizar, conviene elegir la brújula adecuada. Para un uso deportivo y de ocio, en excursionismo y otras actividades de montaña, es suficiente con una brújula ligera que lleve incorporados, en su estructura externa, los elementos necesarios para realizar mediciones sobre el mapa.

EL RUMBO 
Siguiendo unos pasos básicos de orientación, es muy fácil averiguar el rumbo hacia una dirección determinada del terreno, y más concretamente, hacia un punto del mismo.

Situados en un punto llamado A, miramos, a través del visor de la brújula o la flecha de dirección, el punto de destino o la dirección que pretendemos seguir, llamada B. 

Sin dejar de mirar el punto B, giramos el limbo móvil de la brújula hasta que la punta imantada da la aguja (dirección norte y generalmente roja) y la cola de la misma (dirección sur y generalmente de color blanco) coincidan con las marca de norte de meridiano de la brújula; una vez realizada esta sencilla operación, podremos leer el rumbo en el punto indicador de los grados del limbo.

CLASES DE BRÚJULAS
Hay tanta variedad y modelos de brújulas en el mercado, que la mayoría de los principiantes en orientación tienen problemas para decidir el tipo de brújula adecuada a sus necesidades. Una brújula sencilla, de limbo móvil y base transparente, es suficiente para iniciarse en el apasionante mundo de la orientación, siempre que sea de buena calidad. 

   Brújula sencilla    Brújula sencilla

La mayoría de las personas tienen la idea general de que las brújulas por si solas sirven para orientarse. Esta definición es algo incorrecta, pues la brújula nunca indica la situación en el mapa o en el terreno, ni tampoco refleja las coordenadas geográficas de latitud y longitud ni la posición por coordenadas UTM, y sin esta información fundamental, difícilmente sabremos localizar nuestra ubicación exacta en el mapa.

En definitiva, la brújula por sí sola sirve para muy poco; la manera habitual y efectiva de utilizar la brújula es conjuntamente con un mapa topográfico.

BRÚJULAS DE LIMBO MÓVIL: de base transparente y limbo móvil, es la brújula recomendable para los principiantes en actividades de orientación: senderistas, montañeros, viajeros y, en general, todas las personas que necesitan una brújula bajo cualquier condición y sin necesidad de mediciones de máxima precisión.

BRÚJULAS DE LIMBO FIJO: se venden más por sus atractivas y sugerentes formas que por la utilidad en las técnicas de orientación. Las brújulas de limbo fijo no son recomendables para trabajar conjuntamente con planos, y por carecer de una base transparente que permita ver el mapa al colocar la brújula encima, se utilizan simplemente como brújulas, independientes de los mapas, para seguir rumbos sobre el terreno.

Sin embargo, y como dato de valor para este tipo de instrumentos, debemos decir que son excelentes brújulas para trabajar con rumbos.

Para seguir un rumbo con una brújula de limbo fijo, debemos girarnos sin movernos del terreno hasta hacer coincidir la cifra del rumbo con la raya situada en la parte delantera de la brújula (zona donde esta la bisagra para plegar la tapa).

Después giramos unos  cuarenta o cincuenta grados el pequeño brazo de la lupa, de tal forma que nos permita ver la cifra en el falso limbo, a la vez que calamos el hilo vertical de la ventana rectangular de la tapa de la brújula por la ranura de la lupa, momento en el tomamos una referencia lejana y seguimos esa dirección.

BRÚJULAS DE OBSERVACIÓN O DE ESPEJO: es una variación, perfeccionada, de la brújula de placa base transparente. La brújula de espejo permite al excursionista tomar rumbos muy precisos y son muy aconsejables para montañeros y senderistas.

   Brújula de espejo    Brújula de limbo fijo

BRÚJULAS DE PRECISIÓN: realmente, todas las brújulas del mercado son precisas, pero bajo el nombre de brújulas de precisión incluimos las brújulas con una precisión menor a un grado de error, una característica que convierte a estas brújulas en herramientas imprescindibles para profesionales.

En orientación por montaña, no es muy habitual utilizar una brújula de precisión. En el ámbito deportivo sin embargo, los practicantes de espeleología usan comúnmente brújulas de precisión, especialmente el modelo KB-14 por poder disponer de luz propia, complementadas con un clisímetro (medidor de inclinaciones).

BRÚJULAS ELECTRÓNICAS: la tecnología punta ha llegado a los fabricantes de brújulas, así se ofrecen a los usuarios modelos de brújulas con los últimos avances en electrónica, que permiten hallar rápidamente y con máxima precisión rumbos inversos, ángulos de desvíos, corregir la declinación y el resto de utilidades exigidas a una brújula de alta calidad y prestaciones.

Las brújulas electrónicas, por si mismas, se utilizan poco en orientación en montaña. Suelen ser instrumentos que llevan instalados los vehículos todo terreno que participan en pruebas deportivas y últimamente también son utilizadas por los raiders en las pruebas deportivas de multiaventura.

La elección de una brújula, además de tener en cuenta las preferencias y gustos personales, debe hacerse en función de las actividades que se practique de manera habitual.

Sobre el precio de los aparatos podemos decir que no es necesario gastar mucho para comprar una brújula de calidad. Los precios de las brújulas básicas (de placa transparente y limbo móvil) son similares a los de unos calcetines de montaña.

   Brújula electronica    Brújula electronica

USOS RECOMENDADOS DE LA BRÚJULA:
Senderismo y excursionismo: Brújula sencilla, de base transparente y limbo móvil.
Montañismo: Brújula de espejo o de limbo fijo.
Carreras de orientación: Brújula de base transparente y limbo móvil.
Pruebas de aventura: Brújula de base transparente o brújula electrónica.
Espeleología: Brújula de observación o de espejo.

Mapas y brújula

 Esperamos que ésta información, os sea de ayuda, para vuestras salidas a la montaña.

     

OPINIONES DE LOS VIAJEROS

  •  Grillo escribió el 27/10/2014:
  • - Muy bien pero incompleto, a mi entender falta desarrollar la fase útil, es como si explico partes y como vive un caballo a alguien que quiere aprender a montar. pues bien creo que faltaría explicar como se sacan las x y la y en un mapa y saber hacer una triangulación para encontrar dónde estamos si perdemos nuestro punto en un mapa....en cuanto a orientación no estaría mal desarrollar como se tira un rumbo y un rumbo inverso. creo que es lo básico para manejarse un poco con un mapa. ya no me meto en las curvas de nivel.....identificar vaguadas,saliente y entrante,una divisoria, collado......
  •  Rocio Mancuello escribió el 27/9/2014:
  • - Gracias a lo que leí aprenti mucho sobre la brújula y ahora ya aprendí como usarlo
  •  Margarita escribió el 14/2/2013:
  • - Gracias por la explicación, me ha resultado muy útil, además de clara y sencilla.
  •  FRANCISCO GONZALEZ escribió el 3/10/2012:
  • - Gracias a esta informacion me saque un 10
  •  Anastaci carmona sánchez escribió el 19/7/2012:
  • - La informacion que lei es estupenda me gusta el montaismo pero tenia dudas sobre la brujula ya no duda donde compro brjulas d calidad
  •  guillermo parada escribió el 11/5/2012:
  • - Esta buena la explicacion pero todavia quede con una pequeña duda
  •  Sergio Fuentes Jimenez escribió el 24/2/2012:
  • - Información muy completa gracias por el esfuerzo.
  •  Marcos Torres Avalos. escribió el 25/9/2011:
  • - Me pareció muy buena esta clase explicación ya que tenia duda sobre el manejo de la brújula.
  •  VICTOR HUGO escribió el 18/9/2011:
  • - Excelente informacion, muy buenas recomendaciones, si pusieran la informacion para sacar la latitud y lon gitud de un sitio seria espectacular
  •  jorge javier escribió el 30/4/2011:
  • - Buena informacion,me gusta viajar y me he guiado por la brujula en combinacion con mapas
  •  Daniel escribió el 25/3/2011:
  • - Aclaradas mis dudas sobre brujulas. muchas gracias por la informacion, muy sencilla y util.
  •  Pedro Gomez escribió el 23/10/2010:
  • - Gracias por la informacin, me ha servido para elegir bien la brjula a comprar ya que quiero hacer los primeros pinos en orientacin.
  •  jorge aranda escribió el 17/7/2010:
  • - Muy util la informacion presentada.gracias
  •  gabriela escribió el 6/5/2010:
  • - Muy buenas recomendaciones..yo se que me serviran seguro.
  •  Luis escribió el 2/4/2010:
  • - Buen artículo, seguro que me sirve para mis salidas a la montaña.
  •  Manuel Páez escribió el 16/3/2010:
  • - Información básica presentada en forma amena, precisa y esztimulante


     ESCRIBE TU OPINIÓN

COLABORADORES


Anúnciate con nosotros

ÚLTIMOS RELATOS

La llamada del Almuhedano

La llamada del Almuhedano [Marruecos]
Escribe: abueletes | 0 Opiniones.

Marruecos El reino de los mil reinos

Marruecos El reino de los mil reinos [Marruecos]
Escribe: abueletes | 0 Opiniones.


LO MÁS VISTO EN CUENTATUVIAJE